en

Soluciones creativas de espacio: rascacielos horizontales

Entre los fanáticos de la cultura asiática, principalmente China, Corea del Sur y Japón, es bien sabido que la sobrepoblación de sus ciudades más grandes ha llevado a un extraño fenómeno en los edificios residenciales que pueden llegar a ser tan pequeños como un armario.

Gente viviendo en habitaciones de 4 metros cuadrados donde tienen que quitar sus mesas para colocar sus camas en la noche, acudir a un baño comunitario para ducharse y cocinar en una hornilla eléctrica, es lo más habitual principalmente para estudiantes universitarios foráneos y trabajadores solteros.

Pero existe la otra cara de la moneda, y se trata de las impresionantes soluciones arquitectónicas en edificios mucho más grandes del sector más adinerado de estos países, donde han roto los estándares para brindar mucho más espacio de una forma poco habitual.

En esta ocasión nos centraremos en China y Singapur, lugares que albergan dos rascacielos horizontales que están suspendidos en la cima de rascacielos verticales, sin duda algo difícil de creer y que son un espectáculo para quienes visiten estos lugares emblemáticos de uno de los países más sobrepoblados del mundo.

El gran “Crystal” de Raffles City Chongqing

Se trata de un complejo conformado por ocho rascacielos ubicados en el Distrito Yuzhong en Chongqing. En la cima de dos de estos edificios nos encontramos una especie de puente suspendido llamado «Crystal» que tiene una apariencia similar a un cilindro de 300 metros de longitud que conecta cuadro rascacielos.

LEER
50 años desde el primer vuelo del concorde

Se trata del segundo puente aéreo más alto de todo el mundo y sus ocho torres ocupan 817,000 metros cuadrados sobre la superficie.

El genio detrás de esta maravilla moderna es Moshe Safdie, arquitecto israelí-canadiense, quien logró convertir su magnífica creación en uno de las arquitecturas más costosas jamás construidas en China.

Fue a principios de 2013 cuando dio inicio la construcción de este complejo en la punta de una península donde se encuentran los ríos Yangtze y Jialing, y aunque se estimaba el término de su construcción para la segunda mitad del 2019, lograron hacerlo en febrero de ese año.

Pero lo que fascinó a todo el mundo no fueron sus ocho torres, sino el rascacielos horizontal que se encontraba a 250 metros de altura con el propósito de que las personas pudiesen pasar de un edificio a otro sin tener que bajar al primer piso.

Lo que encontramos dentro del gran complejo

Con un total de 1.12 millones de metros cuadrados en su interior, podemos encontrar una mini ciudad adentro conformado por oficinas, residencias, un hotel, un centro comercial y desde luego, espacios de esparcimiento como jardines y miradores para ver el espectacular paisaje desde las alturas.

LEER
Esta mega estructura salvará Venecia

Sin duda el «Crystal» es el protagonista de este emblemático lugar, que como mencionamos antes, se trata de un camino aéreo que descansa sobre la cima de cuatro de sus edificios.

Tiene 32.5 metros de ancho y una altura de 26.5 metros desde el suelo hasta su techo interior. El gran «Crystal» ya cuenta con su propio record de ser el paso que más alto se encuentra y que conecta la mayor cantidad de edificios en el mundo.

Su nombre se le atribuye a su construcción exterior, que se trata de 5,000 paneles de aluminio y 3,000 placas de vidrio. Pero para darle su apariencia curvada y poder conectar los edificios, tuvieron que construirlo por partes, dando un total de nueve secciones.

Dentro de Crystal podemos encontrar piscinas, restaurantes, galerías, jardines y un mirador, prácticamente convirtiéndolo en el lugar más visitado y disfrutable de todo este complejo de rascacielos.

El barco aéreo de Marina Bay Sands

Marina Bay Sands también se trata de un complejo de edificio ubicado en uno de los canales del río Marina Bay en Singapur, pero fue mandado a edificar por Las Vegas Sands Corp., una compañía de casinos y sitios turísticos cuya sede se encuentra en Las Vegas, Estados Unidos.

LEER
50 años desde el primer vuelo del concorde

Este complejo asiático es nada más y nada menos, que el casino más costosos jamás construido en el mundo, pues la compra del suelo y su edificación está valorado en cerca de 5.7 millones de dólares.

En total cuenta con 3 rascacielos destinados a la hotelería con más de 2,560 habitaciones, centro de eventos y convenciones, museos, teatros, restaurantes, pabellones y desde luego, un enorme casino, todo con el gusto más exquisito para el disfrute de personas de elite.

Lo interesante es que el diseñador de este edificio horizontal es Moshe Safdie, así es, el mismo que diseñó el complejo que alberga el «Crystal» de China.

Salvo que en esta ocasión pasó de un estilo arquitectónico moderno, vanguardista y minimalista, a uno bastante excéntrico y lujoso, al ser destinado este casino al placer y el ocio para gente adinerada.

Lo que encontramos dentro del Marina Bay Sands

Dentro de este complejo se elevan tres majestuosas torres totalmente independientes de 55 pisos de altura que conforman el área hotelera únicamente, en la cima de estos tres hoteles encontramos una plataforma horizontal que tiene el propósito de un terraza al aire libre.

LEER
Esta mega estructura salvará Venecia

Dicha plataforma, llamada “Sands Sky Park» es bien conocida por tener una apariencia de un bote o yate largo, pero en sus 340 metros de longitud conecta las tres torres, y se pueden encontrar varias áreas recreativas, como la piscina más larga del mundo.

Con una capacidad de 3.900 personas, esta piscina tiene una de sus paredes de cristal, por lo que los nadadores pueden sumergirse y ver la ciudad al mismo tiempo desde 200 metros de altura.

Además de esta impactante alberca, también encontramos restaurantes, jardines, discotecas y un mirador que cuenta con una vista de total de 360°.

El complejo se extiende por debajo de estas tres torres y el Sands Sky Park, donde encontramos el museo de Arte y Ciencia, cuya edificación es preciosa simulando una flor de loto con una apariencia bastante moderna.

Quienes se encuentran en la azotea del Sky Park, seguramente pueden ver el espectáculo del museo, pues al anochecer cuando abre sus puertas, se pueden ver su fantástica iluminación a cargo de láseres.

Todo este complejo estaba previsto para el 2009, pero tuvieron que posponerlo debido a la alza de costes de los materiales de construcción y mano de obra debido a la crisis económica que se vivió en todo el mundo.  Pero no demoró mucho dicho retraso, pues para junio del 2010 este sitio fue inaugurado, o almenos la primera parte de este complejo.

LEER
Esta mega estructura salvará Venecia

Entre 2014 y 2015, las siguientes partes de este complejo como los teatros, pabellones y el museo fueron abiertos, por lo que su apertura es relativamente reciente, pero sin duda, dando mucho de qué hablar por su impresionante arquitectura.

La terraza, la gran estrella

Para quienes deseen visitar la fantástica terraza en forma de bote, deberán ser huéspedes del hotel, pues los ascensores para poder desplazarse parecen funcionar con la tarjeta de la habitación asignada, aunque también se puede entrar como vista de algún amigo o familiar que se esté hospedando.

Eso sí, parece que muchos lugares como los bares solo atienden a clientes del hotel, pero merece mucho la pena aunque sea agendar una noche en este fantástico hotel para poder subir al Sky Park y gozar de sus impresionantes vistas, echarse un chapuzón en la alberca más larga del mundo y disfrutar de los diversos espectáculos nocturnos.

Para el resto del complejo donde se puede acceder a restaurantes, el museo y otros espectáculos del lugar, parece no requerir de ser cliente del hotel, ya que se encuentran al pie de estos edificios, es decir, son cosa aparte a comparación del Sky Park.

LEER
50 años desde el primer vuelo del concorde

Y si ya de plano no hay tanto dinero para visitar lo complejos de Marina Bay Sands, en definitiva se debe visitar el Gardens by the Bay, un sitio fantástico a pocos metros del complejo, donde ubicamos un parque verde con lagos, y su arquitectura emblemática: árboles de metal que encienden sus luces de noche.

Un sitio que también bastante lujoso pero que puede ser visitado por cualquiera, un lugar que hace sentir a cualquier visitante estar viajando en el futuro u otro mundo totalmente distinto.

Como puedes ver, cuando pensamos haberlo visto todo en cuanto a edificios y rascacielos, ha llegado una nueva forma de no solo aumentar los espacios en estos complejos haciéndose de cientos de metros cuadrados en el aire, también de reinventar la forma de edificar. Sin duda, este es el comienzo a una nueva forma de “competencia” arquitectónica, donde las mentes más brillantes seguramente querrán dejar su propia huella, tal y como lo hizo Moshe Safdie al diseñar dos de los edificios más emblemáticos del mundo.

Averiguar una clave te puede convertir en el más rico de tu ciudad

Como recuperar los datos borrados de tu mac